Traductor

sábado, 13 de abril de 2013

A VOTAR POR NICOLAS MADURO, POR EL HONOR DE CHÁVEZ Y POR EL AMOR A NUESTRO PUEBLO




Señala Roberto Hernández Montoya, en Aporrea, del 06.04.2013, que:
Son antiguas como la humanidad. Guerra mugrienta contra la población indígena a partir de 1492, de la que la propaganda conquistadora dijo que era pagana, bárbara, violenta, bruta, indolente, fea, traidora, etc. Justificaron así el peor holocausto recordado, en que mataron a decenas de millones y quienes sobrevivieron quedaron para una servidumbre atroz.
Guerra mugrosa contra la población trasplantada del África, esclavizada, calificada de maloliente, indolente, bruta, perezosa, fea, malvada, pendenciera, etc. Cómo se ensañaron con el Negro Miguel, por ejemplo.
Guerra nauseabunda contra la población judía: pagana, deicida, traidora, que ejecutaba ritos con criaturas que inmolaban de modos horripilantes. Se le recriminaron todos los males de Alemania. Te dejaba tu pareja y la culpa era de la judería. Era una raza degenerada y no sé cuántas imbecilidades más.

Así, nuestra Latinoamérica no ha estado exenta de tales bajezas e infamias desde el momento en que los españoles invadieron estas tierras.

Durante el siglo XX, esa guerra mugrienta logró adormecer a nuestros pueblos, retrasarlos, disminuirlos hasta llegar a embrutecerlos a través de una educación “fraccionada” (dedícate sólo a lo que estudias!), un bombardeo de shows visuales y auditivos que, bajo el pretexto de entretener, banalizan temas de relevancia para todos los ciudadanos del mundo, y una “información” mediatizada: sólo es conocido lo que interesa a los pequeños grupos capitalistas propietarios de los grandes medios de comunicación mundial!

Sin embargo, como si fuera un designio de la providencia, cada doscientos (200) años esta Patria Grande pare un gran hombre.

En una época fue Bolívar, y muchos fueron sus logros, pero que no pudieron consolidarse después de su muerte, posiblemente porque encontró un pueblo inmaduro frente a un poder oligarca muy anclado.

Recientemente, también en Venezuela, fue Hugo Rafael Chávez Frías, quien con coraje, disciplina, estudio y amor por su pueblo, se empeñó a consolidar la libertad de Venezuela y de la Patria Grande, de cara al neocolonialismo impuesto desde EEUU (mucho más atroz que el español de hace 500 años).

Los logros del Comandante no fueron pocos, y no es el propósito describir cada uno de ellos, pero el que se considera más trascendente fue el énfasis en “transformar el hombre” para su superación en lo colectivo y en lo individual, en contra de los intereses imperiales del Norte y de la burguesía criolla, cuyo único propósito siempre fue enriquecerse con los recursos del país a expensas de la mayoría del pueblo venezolano.

Esa ha sido la razón de los innumerables ataques que sufrió Hugo Chávez Frías, tal como lo expresa Roberto Hernández Montoya:
En más de 14 años hemos tenido una versión de guerra mugrienta en Venezuela y así que se acerquen las elecciones iremos viendo nuevas y más atroces bajezas contra el gobierno. Vendieron Corpoelec a la China; transfirieron $ 20.000.000.000 al Banco de Cuba; Chávez no murió en Venezuela sino en Cuba; cambiaron el féretro camino del hospital a la Academia Militar; fue embalsamado por unos italianos, ¿o eran rusos?, el 3 de enero 2013, a un costo de 880 mil dólares; 13 toneladas de oro fueron trasladadas del Banco Central a Cuba en un avión ruso. Y así sucesivamente.

Ahora, después de la desaparición física de Chávez (natural o inducida), todo un pueblo se enfrenta a una encrucijada histórica: SEGUIR IMPULSANDO EL PROCESO REVOLUCIONARIO, BOLIVARIANO, CHAVISTA Y SOCIALISTA DEL SIGLO XXI.

Es de preguntarnos, ¿el pueblo habrá aprendido lo suficiente del ideal transmitido de Chávez?, ¿habrá crecido lo suficiente para comprender la mentira de la oposición oligarca y esclavista?, ¿habrá internalizado la importancia de la disciplina para conseguir que los sueños de libertad se conviertan en realidad?, ¿será que ese pueblo logro entender la necesaria obligación de separar los intereses domésticos y particulares de los intereses del colectivo y patrio?, y ¿será que el venezolano se convirtió en el necesario pueblo aguerrido para empoderarse de los destinos de la patria, tal como fue planificado por el Comandante?

YO CREO QUE SÍ, aunque sea en una fase “adolescente”.

Esta teoría está por verificarse mañana, 14 de abril de 2013, a 11 años del golpe de estado que fuera asestado por la oligarquía criolla con el apoyo del Imperio del Norte (EEUU).

El 14 de abril de 2013, comenzará una nueva fase, un nuevo reto para la Revolución Bolivariana y para la libertad de los pueblos de Sur América y del Caribe.

Tengo toda mi confianza puesta en el gran pueblo Venezolano, y sé validará mañana en la noche; así como también tengo la esperanza de la capacidad de los líderes de la Revolución (entrenados y orientados por Chávez) para enfrentar y vencer todos los obstáculos que vendrán en los próximos año.

MAÑANA NOS TOCA A NOSOTROS, EL PUEBLO LLANO, DEMOSTRAR NUESTRA PROPIA TRANSFORMACIÓN Y CRECIMIENTO.

El país, la Revolución y nuestra propia libertad están en nuestras manos… SALGAMOS A VOTAR POR MADURO por el honor de nuestro Comandante, por la República Bolivariana de Venezuela y por la Patria Grande.

Seguiremos viviendo y venciendo!!!

Publicar un comentario