Traductor

domingo, 28 de diciembre de 2014

VENEZUELA , TECNOLOGÍA, VOLUNTAD E INDEPENDENCIA

El tren electromagnetico de Venezuela (Proyecto Telmagv): una iniciativa que no ha visto la luz hasta la fecha. ¿cuál será la causa?, ¿será viable?, ¿cuanto sería la inversión para la prueba?, ¿vale la pena la inversión? ... En mi criterio, aún cuando llegase a fracasar una prueba piloto, lo cierto es que se ganaría mucho en conocimiento mientra se desarrolle una prueba de apenas 7 kilómetros.

La historia completa de este proyecto puede revisarse en:

El tren electromagnético: Parte I
El tren electromagnético: Parte II
El tren electromagnético: Parte III

En cuanto a las polemicas e intereses que perjudican el avance del país, podríamos encontrarlo en la lectura del artículo siguiente:

Réplica al artículo "¿Qué hay detrás del Tren Electromagnético Caracas-La Guaira propuesto por Baduel?"

- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/tecno/a44671.html
Sr. Montilla:

He leído con detenimiento su escrito sobre el Tren Electromagnético Venezolano Telmagv.

Donde Ud. dice textualmente:

“Por supuesto que no soy ingeniero ni nada que se le parezca, sólo un curioso en el tema y para ello me he documentado someramente sobre el mismo, lo que me permite hacer algunas afirmaciones y preguntas, como por ejemplo, sobre las razones que impulsaron al

gobierno alemán para suspender el funcionamiento del tren de iguales características que cubría el trayecto entre Berlín y Hamburgo.”

Para comenzar, le diré que los alemanes no pudieron suspender el funcionamiento del tren entre Berlín y Hamburgo porque nunca existió.

Ud. ni tan siquiera es un curioso, si lo fuera, habría tenido curiosidad de conocer el tren venezolano y no habría dicho tantas tonterías, pero por lo visto es de los que tienen gran desconfianza y desprecio por cuanto se hace en Venezuela, pues dice:

“Si el presidente Chávez “no le paró” al proyecto que, sin duda alguna, le presentó su “compadre”, tengo sobradas razones para pensar que este proyecto no va, afortunadamente.”

Este “afortunadamente” lo define a Ud. Es posible, que el tren venezolano no se construya nunca, como es su deseo, pues tenemos cuarenta años en esa lucha. Pero, no será por problemas tecnológicos ni presupuestarios como Ud. presume. Los verdaderos problemas los ignora totalmente. Si tiene “curiosidad” podrá descubrirlos.

Puede documentarse un poquito más consultando, Google, YouTube, Wikipedia, etc. El Ministerio de la Defensa editó un video de la presentación que se hizo del tren al Presidente Chávez, anterior a la presentación a la Asamblea Nacional y podrá ver que el Presidente “si le paró”.

Para demostrarle su total desconocimiento del Telmagv, iniciaré diciéndole que no es un Mag-Lev, pues no es levitado como Ud cree y lo compara con el Transrapid alemán de Shangai. Por cierto, en la corta distancia de 30Km. alcanza la velocidad de 500 Km/h

Ud. también asegura y dice textualmente:

“O sea, que para que pueda funcionar un tren de carga entre las aduanas de Maiquetía y La Guaira, tendríamos necesidad de construir otra vía férrea. Al alto consumo de energía eléctrica para el funcionamiento del “Telmagv”, se unirían pues, los altísimos costos de la infraestructura.”

El Telmagv es un sistema versátil de transporte de carga y pasajeros. Debido a su extraordinario sistema de tracción y guía magnética puede subir fuertes pendientes y transportar grandes cargas y desarrollar altas velocidades con gran seguridad, por cuanto no puede descarrilar.

¿Quien le ha dicho a Ud. que los nuevos trenes consumen más energía? Apuesto a que no sabe la diferencia que existe entre potencia y energía. Por supuesto, los trenes súper rápidos, consumen más potencia, pero menos energía. Es decir, consumen más energía por unidad de tiempo, pero menos por distancia y carga.

Los trenes electromagnéticos al poder subir pendientes tres o cuatro veces superiores a la de los trenes convencionales, acortan grandemente las distancias en las regiones montañosas, disminuyendo la erosión y los derrumbes, con un gran ahorro en los “costos de la infraestructura” y un ahorro permanente de energía.

El trasporte automotor por carretera consume más del triple de energía, es más costoso, lento, riesgoso y contaminante.

¿De donde ha sacado Ud. los “altísimos costos” del Telmag?, apuesto también, que ignora el costo del tren Caracas-Cúa, de tecnología del siglo XIX y que sube a 80 Km/h. El tren convencional más caro de la historia ferroviaria. Este costo si puede y debe saberlo, si en verdad le preocupa su País.

Si se hubiese “documentado” un poquito más, sabría que dicha tecnología es reconocida como una realidad mundial. El sistema de transporte terrestre más rápido seguro, confortable, de menor costo de mantenimiento e impacto ambiental, jamás construido, ¡una guará! como Ud dice.

La China ha decidido implementarla en todo el país. EE.UU. se ha lanzado a la carrera de los trenes electromagnéticos. Las principales universidades norteamericanas desarrollan esta tecnología.

Alemania y el Japón, durante los últimos cincuenta años han invertido muchísimos millones de dólares, posiblemente por no haberle consultado a Ud.

De tener Ud. razón, sería un extraordinario genio y digno de la mayor admiración, por cuanto, habiéndose “documentado someramente en el mismo”, ha llegado a conclusiones que no he conseguido yo en cuarenta años de estudio.

Bueno en fin, me imagino que es Ud. joven y yo también fui joven y osado.

Hay otro aspecto en su escrito, que considero mucho más grave e indigno, que no puedo pasar por alto, pues pretende descalificar a un compatriota con quien todos los venezolanos tenemos una gran deuda. .Conocí al general Baduel en su defensa desinteresada y patriótica del tren venezolano, se enfrentó a los poderosos intereses de las compañías transnacionales y perdió la pelea.

El General Baduel ha cometido un error muy grave e incomprensible. Hay en su conducta aparentes contradicciones que no ha justificado. Por cuanto, sospecho que las discrepancias son más emotivas que racionales. Una pelea entre compadres. Desafortunadamente, como dijo Esopo “La discordia que divide a los amigos es la mejor arma de los enemigos” Sin embargo, considero más peligrosos, en toda revolución a los aduladores y corruptos que no discrepan.

Alberto Serra Valls

Coordinador del Proyecto Telmagv
Publicar un comentario