Traductor

miércoles, 22 de junio de 2011

EL IMPERIO CONTRA-ATACA


Estados Unidos está creando un nuevo sistema de difusión de ideas

“Shadow”, “La Voz de América” de la administración Obama.


Hace un par de semanas, el rotativo norteamericano “The New York Times”, daba a conocer un nuevo proyecto de la administración Obama llamado “Shadow”  que se creará con la finalidad de llegar a los líderes de las revoluciones en países con regímenes autoritarios. Basado en un maletín generador de una red propia, serviría para dar a difundir las ideas insurgentes, comparable a “La Voz de América”, emisora nacida durante el transcurso II Guerra Mundial.

El jugoso caramelo que están suponiendo las redes sociales para países con intereses en derrocar los regímenes autoritarios ha llevado al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, apoyado por su lugarteniente Hillary Clinton, a lanzarse de lleno en crear un sistema de conexión con los disidentes en todos esos países; el último, lo dio a conocer hace un par de semanas The New York Times, una maleta con internet preparada para evitar las frecuencias de los enemigos pero que conecta de una forma sencilla a los detractores de los gobierno autoritarios a través de una red propia, ‘Shadow’, internet en la sombra.
El método es novedoso pero el fin no. No hay que olvidar que, desde Estados Unidos, se han intentado controlar a lo largo de la historia los movimientos, las guerras y revoluciones mundiales a través de diversos sistemas; claro ejemplo de ello es la emisora “La Voz de América”.
Este sistema se comenzó a usar el 24 de febrero de 1942, momento en el que el locutor William Harlan Hale afirmó en alemán: “Aquí habla una voz desde América. Todos los días, a esta hora, le traeremos noticias de la guerra. Las noticias pueden ser buenas. Las noticias pueden ser malas.
Nosotros le diremos la verdad”.
Su difusión ha logrado una gran relevancia en países con regímenes dictatoriales dentro en Latinoamérica, emitiendo desde Miami, Cuba es un gran ejemplo de su aplicación.
Con anterioridad, otro sistema  de onda corta era usado con las mismas finalidades. Se creó en 1941 y se trata del “Foreign Information Service”, que producía programas enfocados a las poblaciones de Europa y Asia. En Afganistán, en los últimos años, EEUU ha desarrollado, con gran coste, unos 50 millones de euros, el sistema de comunicación a través de torres para evitar irrupciones en su difusión de información.
Ahora, la administración Obama intentará implantar el sistema de “Internet in a suitcase”, la maleta que gracias a su fisionomía pasaría inadvertida entre los ejércitos y autoridades de los países autoritarios y permitiría difundir los mensajes a través de un softwate que conectaría con todo tipo de dispositivos: ordenadores, portátiles, Smartphone.
El rotativo norteamericano que dio a conocer el proyecto norteamericano señalaba que dicho maletín se convertirá, en cuestión de segundos, en una antena de transmisión portátil de comunicaciones, acompañado de una unidad de CV/DVD y dispositivo de almacenamiento masivo USB.
Este proyecto, está destinado a desarrollarse dentro del departamento de Estado, que dirige la propia Hillary Clinton, y que subvenciona con alrededor de dos millones de dólares. La propia secretaria de Estado, tiene mucha fe en el recién pensado programa de difusión de ideas norteamericanas: “Estamos viendo más y más que la gente alrededor del mundo está utilizando internet, servicios móviles y otras tecnologías para hacerse escuchar contra la injusticia y para realizar sus sueños. Hay una oportunidad histórica para crear un cambio positivo, cambiar lo que Estados Unidos apoya”, declaraba hace días.
Pero no todo es de color de rosa declaran desde el país norteamericano. Una vez creado dicho sistema y sus intenciones de difundir determinados mensajes a través de él, surge el problema, ¿Cómo se llega a los opositores, líderes revolucionarios y disidentes para facilitarles dicha logística? Como afirman en algunos sites “la tecnología es sólo una parte de la ecuación” pero sólo Obama y los servicios de inteligente norteamericanos, tienen la respuesta.

Publicar un comentario